Apagador horizontal de bolas

Los apagadores horizontales de bolas son ideales para aplicaciones en las que la calidad de la cal es baja, la química del agua es deficiente, la manipulación de la gravilla es costosa o la tasa de procesado supera lo que se puede alcanzar en un apagador convencional. Los apagadores horizontales de bolas operan según el mismo principio que los apagadores de lechada, con la capacidad adicional de moler materiales inertes (gravilla) presentes en la cal viva y, en general, no necesitan de una instalación de extracción ni eliminación de gravilla. Sin embargo, este tipo de apagadores es el más caro, tiene una capacidad limitada de reducción y consume más energía. También puede ser difícil de ajustar, ya que la temperatura solo puede medirse en la descarga del apagador.

Los apagadores horizontales de bolas son similares a los molinos trituradores usados comúnmente en la industria de procesamiento de minerales, modificados para soportar la temperatura del apagado de cal. Tienen la ventaja de ser relativamente simples y resistentes. Un apagador horizontal de bolas típico está compuesto por un tambor giratorio sostenido por rodillos externos. El molino contiene trituradores (generalmente bolas de acero) agitados por barras de elevación horizontal sujetas al interior del tambor. La cal apagada se descarga del tambor y se bombea a un hidrociclón, que clasifica la lechada para recircular las partículas demasiado grandes hacia la entrada del molino.

Los apagadores horizontales de bolas se fabrican por encargo en capacidades de apagado de cal viva de hasta 50 000 kg/h. Al igual que los apagadores de lechada convencionales, los apagadores horizontales de bolas operan en relaciones de agua a cal (en el compartimiento de apagado) de entre 3.5:1 y 6.0:1. La relación de agua a cal en el molino se ajusta automáticamente para mantener una temperatura de apagado constante basada en la lectura de la sonda de temperatura que se encuentra en la descarga del molino. Los apagadores horizontales de bolas suelen operar una temperatura de entre 75 y 85 °C. Como la temperatura no se mide en la zona de apagado, es difícil maximizar la temperatura de funcionamiento para reducir el consumo de sustancias químicas.

Una versión alternativa del apagador horizontal de bolas es el apagador vertical de bolas, que consiste en un molino de bolas agitado verticalmente. Este tipo es muy útil cuando se quiere lograr una molienda muy fina.